martes, 11 de enero de 2011

Conciencia plástica

Para comenzar les voy a dar solo un caso. Creo que no son necesarios dos.

Digamos una tienda que se llama PriceMart. Así sin ese. Cualquier parecido a una tienda local es solo coincidencia. Pensá que siempre has ido de compras a una tienda como esta y de un día para otro te dicen: "Ya no damos bolsas de plástico". ¿Por qué? Sería la pregunta lógica. "Para conservar el ambiente" sería la respuesta lógica. Entonces, concluís: ¡Qué bien! Me parece muy bien que esta empresa tenga conciencia ambiental. Así aprendo, lo que no me enseñaron ni en la escuela, ni en el colegio, ni en la U.

Pero resulta que semanas más tarde vas con tus envases plásticos reciclables de detergentes, que siempre habían recibido descontando algún valor del precio del producto, pero al igual que el caso anterior, de un día para otro, no te los reciben. ¿Por qué? preguntás. No hay explicaciones lógicas; simplemente, no los reciben.

Entonces, surgen los cuestionamientos de la vida, si en realidad la política de conciencia ambiental, de la que se enorgullecen con las bolsas plásticas, ha permeado completamente a la organización o si no es un timo o un embuste, lo de las bolsas de plástico y la conciencia ambiental, pues lo que en realidad pretende dicha supuesta empresa es ahorrarse los pocos colones de una o N bolsas de plástico.

Disognacia cognitiva llaman los sicologos a este comportamiento, a la desarmonía que existe entre dos conductas o comportamientos que están en conflicto.

Yo creo que esas empresas deberían decidirse. Alinearse, para no mostrar ante los consumidores la verdadera personalidad, la máscara.

O no dan las bolsas plásticas y aceptan el reciclaje de los empaques o, en su defecto, que den las bolsas y no acepten los empaques. Digo, si lo quieren es ser coherentes y no mostrar esa ambición desmedida y plástica a la que se refería una canción salsera de los setenta.

Pero existe una tercera opción, que empata con la opción b antes dicha: que cambien el discurso. De tal forma que cuando no te den la bolsa plástica y la pidás, te respondan: No las damos por que el costo unitario es de 5 colones y como se requerirían, no sé, digamos 20 millones de bolsas anuales, entonces, estamos protegiendo 100 millones en utilidades para los socios.

Es un asunto simplemente de escoger y ser coherente. No de blofear, no es Texas Poker Holden de lo que se trata. Es la imagen misma de la empresa la que está en entre dicho, que por cierto, estoy seguro vale mucho más que 100 milloncitos anuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario