domingo, 3 de febrero de 2013

¡Llore todo lo que pueda!



Los Miserables. 2012. Tom Hooper. Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter y Eddie Redmayne

Para comenzar, no he leído Los Miserables de Victor Hugo, tampoco he presenciado en vivo este montaje, ni he escuchado un cd o visto un DVD de este músical, es más no es mi género favorito. Lo más cerca que he estado de él, fue en el mano a mano entre Neesson y Rush en la versión de 1999 dirigida por August.

En la vida real, la trama de Victor Hugo se reproduce miles de veces en las historias de la revolución nicaraguense. Sustituya a Valjean,  Gavroche o a Marious por algún revolucionario anónimo de los 80 y listo. La vida se repite y por eso la trama de esta obra será un clásico por siempre.

Habiendo hecho las respectivas aclaraciones y con el poco oido que tengo, noté falta de fuerza vocal en muchas de las interpretaciones masculinas. Luego de haberla visto en el preestreno del Magaly con varios canales de audio apagados -por una falla técnica- sigo pensando lo mismo, excepto en las interpretaciones femeninas. 


No sé si están enterados, que a diferencia de otros músicales, en éste los actores interpretan en vivo frenta a la cámara cada una de los temas; en los otros, son grabaciones de estudio.

Esa circunstancia implica un grado de dificultad actoral superior a cualquiera que hubiera imaginado. Hay que actuar y cantar, yo esperaría que los actores cumplan en su interpretación y que su desempeño en el canto sea razonablemente bueno. No espero tenores, ni sopranos.



 

Pero la interpretación de Anne Hathaway de I dream a Dream es extraordinaria, no creo que puedan arrebarle ningún premio al que esté nominada (4:39 minutos de una intensidad avasalladora). No por la calidad vocal, en youtube encontrará mejores voces, sino por la conjugación de imagen y audio.  Tan solo tiene que ver la interpretación de Susan Boyle que le dio la clasificación a Britain's got talent, para que compare (http://www.youtube.com/watch?v=6WnFWSUx4HA). 

Su presencia, además, me recordó La Pasión de Juana de Arco de Carl Theodor Dreyer, interpretada por Renée Jeanne Falconetti, que la conocí gracias a la sugerencia siempre oportuna de Jurgen Ureña, en las tertulias cinematográficas en casa de Dennis Aguiluz y se ha convertido en una de mis favoritas de todos los tiempos.

También, encontrarán un excelente desempeño en Empty Chairs At Empty Tables
de Eddie Redmayne, el númerito de Sacha y Bonham de los Thénardier en Master of the House; incluso, Crowe en Stars. De Jackman no puede decirse nada, pues es quien muestra mayor talento para el canto.

Si no te gustan los musicales, esto no es lo tuyo. En otros, existen pequeñas porciones de diálogo que acá se reducen a palabras o frases. ¡El 99,9% es cantado!

Además, en los musicales prevalece el colorido y el dinamismo del montaje, las coreografías, el baile. Los planos generales sea han reservado para la contextualización de los espacios urbanas y traslaciones en el tiempo. Abundan las tomas cerradas, el primer plano o el medio, en penumbras, la suciedad de París, la miseria material y espirutal en el entorno.

Si tenés el gusto estético supremo por el sufrimiento, acá vas encontrarlo cada 10 minutos de 158, que es su duración. ¡Llore todo lo que pueda! Yo me di gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario